Autoconsumo

Excedentes autoconsumo: cómo vender la energía solar que te sobra

Para lograr un ahorro significativo en tu recibo eléctrico, el autoconsumo fotovoltaico es una excelente opción. Además de ahorrar en la factura lo que dejas de consumir en la red eléctrica, también puedes aprovechar el llamado excedente de autoconsumo, que se refiere a la energía solar producida por placas solares y que no se utiliza.

Es habitual que surjan dudas no solo sobre cómo evitar el desperdicio de esta energía sobrante, sino también sobre cómo obtener beneficios de estos excedentes.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la compensación en la factura de la luz y otras opciones como la venta del excedente de energía para que puedas tomar la decisión que mejor te convenga dependiendo de tu consumo, necesidades y objetivos.

¿Qué es la compensación de excedentes?

La compensación de excedentes se produce cuando una instalación solar o fotovoltaica produce más electricidad de la que se consume en un momento determinado y el excedente de energía puede ser revertido a la red eléctrica.

Este excedente de energía que han generado tus paneles solares o instalaciones de autoconsumo podrá devolverse, y a cambio, la compañía comercializadora se encargará de efectuar una compensación económica una vez finalizado el periodo de facturación.

La compensación por excedente en España ha sido un incentivo importante para el desarrollo del autoconsumo energético. Ha permitido a los propietarios de instalaciones solares reducir su factura eléctrica y contribuir a la transición hacia un modelo energético más sostenible.

Este ahorro que se produce por el uso de placas solares ha sido regulado y actualizada en varias ocasiones a través de normativas específicas, y la última vigente es el decreto de 2019 donde se refiere a la compensación entre el menor o mayor consumo de los usuarios acogidos a este sistema, para instalaciones de hasta 100 kW de potencia.

¿Qué puedes hacer con la energía solar que no consumas?

Si mis paneles solares producen más energía de la que consumo, ¿se puede hacer algo con ella?

Existen principalmente dos opciones:

Con compensación simplificada de excedentes

Es la alternativa más sencilla. La bonificación se traduce en una reducción del importe de la factura eléctrica, en concreto, en donde el descuento se aplica sobre el concepto del consumo. Para acogerse a la compensación hay que cumplir con una serie de requisitos y tener contratada una tarifa de energía solar.

Sin compensación

Esta opción es para instalaciones con potencia contratada superior a 100 kW, donde, en este caso, no existe la posibilidad de acogerse a la compensación simplificada. En su lugar, se produce una venta de la energía solar a la comercializadora según el precio del mercado eléctrico.

Este sistema de compensación se aplica a instalaciones de mayor tamaño o con características específicas que no cumplen con los requisitos para acogerse a la modalidad de compensación simplificada, como los límites de potencia establecidos para el autoconsumo individual.

Aunque esta modalidad es muy beneficiosa, para poder aprovecharla, se debe cumplir una serie de requisitos, como por ejemplo darse de alta en elRegistro Administrativo de Instalaciones de Producción de Energía Eléctrica.

Cómo funciona la compensación simplificada de excedentes

La compensación simplificada de excedentes se presenta como la solución más interesante. El sobrante de electricidad que obtengas de tus instalaciones fotovoltaicas te permitirá tener un descuento en tu factura de la luz.

El proceso sería el siguiente:

  • La energía que producen tus placas solares y no es consumida se revierte a la red. Es lo que denominamos “excedentes de autoconsumo”.
  • La comercializadora te compensará por esos excedentes en la factura eléctrica. La compensación se realiza por cada kW (kilovatio) revertido, descontándolo en el concepto de consumo de la factura de la luz.
  • La rebaja que puedes conseguir por los excedentes tiene un límite. Según el BOE, el importe de la compensación por excedentes nunca puede superar el coste total de tu  factura, es decir, no puede ser menor que 0, sin contar peajes ni cargos.

¿Qué requisitos necesitas para acogerte a la compensación de excedentes?

Para acogerse a la compensación simplificada de excedentes es necesario cumplir con una serie de condiciones, como explica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Estos serían los siguientes:

  • La fuente de generación de energía debe ser renovable.
  • La potencia de la instalación no puede ser mayor de 100 kW.
  • Las plantas de producción no pueden tener otorgado un régimen retributivo adicional o específico, es decir, solo puedes compensar la energía que no has consumido, por lo que el resultado de tu factura nunca puede ser negativo.

¿Qué precio te paga la comercializadora por tus excedentes?

El precio de los excedentes del autoconsumo que te pagará tu compañía no siempre es el precio que tenga la electricidad ese día, ya que estará condicionado a un par de factores como son la tarifa de luz contratada y por el mercado en el que opere la comercializadora energética.

  • Mercado libre: es la propia comercializadora la que decidirá el precio por el que te bonificará la energía sobrante que viertas a la red, por lo que puede llegar a haber importantes diferencias entre lo que paga una compañía y otra. En cualquier caso, en el contrato fijado entre ambas partes debe recogerse el precio del excedente del autoconsumo, que será el mismo siempre.

 

En Plenitude, compramos la energía que no consumes a uno de los mejores precios del mercado. Si estás interesado, uno de nuestros asesores energéticos podrá ofrecerte un estudio gratuito personalizado y ayudarte a descubrir  lo que puedes ahorrar con tu instalación de placas solares. ¡Recibe una propuesta!

  • Mercado regulado o PVPC: al contrario de lo que sucedía con la anterior opción, el precio del excedente en el mercado regulado estará condicionado a los horarios y fluctuaciones de la luz cada día, por lo que también se verá modificado por la demanda eléctrica del momento. Lo adecuado sería revisar el precio de compensación que se fija por cada hora en un día concreto en el Sistema de Información del Operador del Sistema (ESIOS), de la Red Eléctrica de España.

De esta manera en el mercado regulado, puedes conocer con antelación el precio de la energía y de los excedentes, disponiendo así de la información precisa para vender el sobrante cuando te salga más rentable.

Si tienes dudas sobre en qué mercado de la luz te encuentras, te detallamos aquí las diferencias entre ambos y en qué casos te interesa uno más que otro.

¿Cómo pedir la compensación de excedentes en autoconsumo?

Después de comprobar las ventajas de la compensación de excedentes, posiblemente des el paso y te decantes por esta opción. El proceso para que puedas beneficiarte de esta modalidad resulta de lo más sencillo:

  • Debes tener instaladas placas solares fotovoltaicas.
  • El organismo autonómico se ocupará de mandar los datos de la instalación a la distribuidora eléctrica de la zona.
  • La distribuidora, al mismo tiempo, se ocupará de notificarle esto a la comercializadora eléctrica que tengas contratada.
  • La potencia de la instalación tiene que ser igual o menor de 100kW.

 

Desde que se inicia el proceso de legalización hasta que comienza la compensación de excedentes y lo ves reflejado en tu factura, puede llegar a pasar hasta un mes y medio o incluso varios meses, aunque dependerá de la provincia y de la comercializadora.

Recuerda que en Plenitude estamos disponibles en todo momento para asesorarte de manera gratuita y sin compromiso sobre el proceso de instalación de placas solares y cómo sacarle el máximo partido a tu instalación. Consigue tu estudio personalizado y recibe una propuesta con Plenitude.

Aprovéchate de los beneficios fiscales con los excedentes

Más allá de los beneficios medioambientales y el ahorro que supone en tus facturas de la luz, la instalación de placas solares ofrece una serie de subvenciones y ventajas fiscales por parte de los ayuntamientos y comunidades autónomas. En algunos casos, incluso, se contempla un ahorro en el IBI, por lo que debes consultar con el ayuntamiento donde resides. También es posible deducir en el IRPF un porcentaje de la inversión realizada en placas solares.

En Plenitude te asesoramos con nuestro estudio gratuito personalizado. ¡Solicítalo ya y calcula cuánto podrías ahorrar con la energía solar!

Comparte esta noticia

Más populares

Más recientes

Continúa leyendo

Energía